domingo, 13 de septiembre de 2015

Menos tabaco y más sexo

lunes, 25 de mayo de 2009
Guión de un monólogo
Hola, hola, hola. Muy buenas noches, noches, respetable público. Hoy voy a contar una historia verídica, vamos, como casi todas las que les cuento. Les voy a hablar del grave problema que tienen los fumadores hoy en día.

Cuenta la leyenda, mejor dicho, me cuentan mis hermanos, que residen en la capital del reino hispano, que en la Comunidad de Madrid, a día de hoy, a mes de mayo de 2009, que mientras hay vida, hay Esperanza... Y mientras hay Esperanza, hay tabaco, por sus santos ovarios (nunca mejor dicho lo de santos en este caso, tratándose de una mujer que anda a partir un piñón con la Conferencia Episcopal). Hablo, claro está, de la señora Esperanza Aguirre.
 
En Madrí o Madrizzz, como diría quién yo se, se fuma en todos los bares, y da exactamente igual que a la señora Aguirre le hayan dado toques el Alto Tribunal de Justicia o el Parlamento Europeo. Se la trae floja estos comentarios. No existe bar, pub, discoteca, restaurante con zona de no fumadores. Vamos, que no puedes quedar a tomar algo tranquilamente en sitios sin humo. Para los no fumadores, como un servidor es una gran putada.

Bueno, dejemos ya los madriles, que están pasaos Despeñaperros pa arriba y centrémonos en nuestra ciudad, la maravillosa Sevilla, a pesar de sus sevillanitos repeinaos, que asco me dan los pobres, y de sus dirigentes, que es pa echarlos de comé aparte.

Aunque es difícil asimilarlo, ya no está Manolito Chaves al frente de la Junta de Andalucía. Actualmente dirige esta cucamona el señor Griñán, una copia exacta del señor Chaves. Algún día, de tanto meter la manita en el cántaro ajeno, se le va a caer, seguro...

Me imagino que en todos sitios igual, pero aquí en Sevilla, estoy plenamente convencido de que no puedo apelar a los fumadores a respetar a los que no lo somos, por motivos éticos. Los fumadores pasivos como un menda, estamos todo el puto día expuestos al humo del tabaco. Muchos fumadores pasivos fallecen de cáncer o de enfermedades cardíacas provocadas por el puto humo del puto tabaco.
 
El desagradable olor del puto tabaco, se queda pegado en los ropajes y el humo del puto tabaco te hace toser. Los fumadores no lo sabéis, pero oléis a crematorio. Shurra, que os canta el aliento cantidá. Fumar ya cigarros de shocolate, como hacía yo de shiquetito, coño...

Yo creo que voy a intentar, creo firmemente, que sin éxito, venderles la moto a los fumadores con el mismo argumento que de toda la vida ha utilizado la publicidad: el sexo, puro y duro.

Está totalmente confirmado señores. Los fumadores ligan más, eso es verdad, y lo digo con conocimiento de causa, ya que no soy fumador. Bueno, no nos desviemos. Los fumadores ligan más en las ciudades en las que está prohibido fumar en bares y restaurantes. Además, ligan con personas afines, ya que el pedir un pitillo a una persona del sexo contrario, todavía está vigente. O también funciona, si sales a fumarte el pitillo a la puerta del local y te encuentras a una shurri haciendo lo propio. Lo primero que dice el fumador es: ¿Tienes fuego, miarma? Claro que sí, contesta la súper shurri. Hay ahí filing. ¿O no?...

Pero volviendo ar tema sexuá, y lo que digo es totalmente cierto. Fumar te disminuye sexualmente, así de claro y sacabao, carasobao. Los no fumadores como yo, por ejemplo, somos mucho, pero que mucho más fértiles en el tema de las guarreridas españolas. No os dais cuenta, amigos y amigas chimeneas, que así, avanzáis menos que un pasapuré. Hay que joderse...
 
También es cierto que casi todas, ojo al dato, casi todas, no todas, eh... Casi todas las chicas que he tenido la suerte de besar sus carnosos y siempre apetecibles labios, eran fumadoras. Y cuando tienes la suerte de que la susodicha no fuma, hay una diferencia abismal, del blanco al negro. Vamos como comerte un filete de cerdo en la sartén de siempre o un buen entrecot a la parrilla en un horno de leña. El cambio es brutal, no sabe igual. Aunque claro está, esa es mi opinión, a unos les gusta el whisky y a otros les gusta el ron. Yo siempre pido Mirinda, que ya no existe...

Para terminar voy a dar un consejito de las Ópticas Rodríguez del Valle: Menos fumeteo y más folleteo. Sin ningún género de dudas, es un eslogan matador, pero puede ser exitazo total, que lo digo yo y punto.

Bueno pecadores, el pescao ya está vendio. Muchas gracias a todos y a todas. Chiki, si tú no fumas, mi camerino es el 69, te espero. Hey, a que el número no se te va a olvidar, viciosilla...